5 consejos sostenibles para cuidar tus zapatillas

Fecha de la última modificación

Comentarios: 0

Hay diferentes caminos en nuestro camino hacia la sostenibilidad: hay gente que prefiere comprar en tiendas vintage y de segunda mano, mientras que otros prefieren comprar productos nuevos y fabricados por marcas ecológicas, por ejemplo. Sin embargo, no importa el camino que tomes si no cuidas adecuadamente tus zapatillas Munich.

La ecuación es sencilla: si las cuidas, te aseguras de que te duren más, y así no tienes la necesidad de comprar unas nuevas. Por eso te damos algunos consejos para que lo consigas.

1. Para evitar la suciedad y las manchas guarda tus zapatillas en sus cajas

El primer y más sencillo paso para cuidar tus zapatillas es guardarlas en cajas. Esta es una forma estupenda de evitar que se llenen de polvo y se manchen: evitas tener que lavarlas tan a menudo, lo que no sólo supone un derroche de recursos naturales, sino que es una práctica que podría dañar el material a largo plazo.

No es necesario gastar dinero y recursos en un nuevo almacenamiento, puedes utilizar la caja que venía con las zapatillas cuando las compraste. Algunas zapatillas también vienen con una bolsa para el polvo, pero en caso de que no tengas una, esta es la forma sostenible de reemplazarla: puedes reutilizar una vieja funda de almohada, o hacer la bolsa tú mismo con restos de tela o ropa reciclada.

2. No deberías llevar el mismo par todos los días

Todos tenemos un par de zapatillas que nos encanta usar todos los días, pero ese es un hábito que deberíamos intentar cambiar. Debido al uso regular, el acolchado interior puede deteriorarse y aplanarse y tarda en volver a su sitio. Además, las zapatillas absorben todo el sudor diario, lo que a la larga puede degradar también el forro.
Por lo tanto, te aconsejamos que rotes tus zapatillas día a día y las dejes secar durante la noche en el espacio abierto antes de volver a usarlas. Esto evitará que el acolchado se detone y absorba también olores no deseados.

3. Utiliza papel de periódico para mantener la forma de la zapatilla

Tanto si son una opción para el día a día como si sólo las usas ocasionalmente, te conviene mantener la forma natural de tus zapatillas para evitar que se arruguen. Si ya tienes una, puedes optar por guardarlas con una zapatera de madera que evitará que se agrieten. Sin embargo, si no tienes una, también puedes utilizar simplemente periódicos. Ambas opciones absorberán también la humedad.

4. Si tus zapatillas se dañan, llévalas con un profesional

No es necesario tirar una zapatilla que funciona perfectamente sólo porque tiene un agujero o la suela se está ablandando. Este tipo de daños pueden ser atendidos y remendados por un profesional, lo que hará que parezcan nuevas.

5. Aprende a lavar correctamente tus zapatillas

Puedes lavar tus zapatillas a mano, utilizando limpiadores ecológicos hechos especialmente para las zapatillas. Puedes ayudarte de un paño (o también puedes reutilizar una prenda que ya no uses) y un cepillo de dientes viejo. No es necesario comprar artículos nuevos. Intenta ser suave y cuidadoso al lavar tus zapatillas a mano y en caso de duda siempre puedes contactar con la marca para pedir consejos adicionales sobre cómo debes lavarlas.

Sabemos que son muchos consejos y probablemente parezca una tarea difícil ponerlos en práctica todos a la vez. Pero lo importante es que des el primer paso. Acepta estos consejos y pruébalos la próxima vez que tengas la oportunidad. ¡Todos hemos empezado por algún sitio! Y recuerda que puedes aplicarlos a todo tu calzado, no sólo a las zapatillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar un comentario