Consejos rápidos para comprar una caseta de jardín

Fecha de la última modificación

Comentarios: 0

Con tantos cobertizos de jardín en el mercado, puede ser difícil elegir el más adecuado para sus necesidades. Nuestra sencilla guía para comprar un cobertizo de jardín le ayudará a decidir cuál es el cobertizo perfecto para usted y su jardín.

Las casetas para el jardín tienen múltiples usos, entre ellos el de almacenar el desorden doméstico y el equipo de mantenimiento del jardín, o el de ser un lugar para llevar a cabo proyectos de bricolaje o aficiones. Aquí tiene algunos consejos rápidos que debes tener en cuenta antes de comprar una caseta de jardín.

Tamaño del cobertizo

El tamaño del cobertizo depende en gran medida de dos factores: el uso previsto y el espacio disponible.

Si piensa almacenar unos pocos artículos de jardinería y algo de desorden doméstico, entonces una caseta de jardín de 6′ x 4′ será suficiente. Si piensa almacenar un cortacésped y algunas bicicletas, opte por una caseta más grande de 2,5 x 2,5 m. Un cobertizo de 3 metros x 3 metros es ideal para las personas que piensan utilizarlo para proyectos de bricolaje o pasatiempos.

Consejo: Si tienes dudas sobre el tamaño que necesitas y tienes espacio suficiente en tu jardín, opta por un cobertizo de mayor tamaño, ya que siempre es mejor tener demasiado espacio que demasiado poco.

Asegúrate de medir la superficie disponible en tu jardín, lo último que quieres es comprar un cobertizo y descubrir al llegar a casa que es demasiado grande. Cuando midas, ten en cuenta el voladizo del techo del cobertizo y el espacio necesario para la apertura de la puerta del cobertizo. Asegúrate de dejar suficiente espacio alrededor del cobertizo para poder caminar, ya que necesitarás acceder a todos los lados del cobertizo para su mantenimiento regular.

Caseta de jardín de madera

Al comprar un cobertizo tendrá que elegir entre una selección de materiales como; madera, metal y plástico. Hemos elaborado una lista de materiales, explicando sus ventajas e inconvenientes, para ayudarle a elegir el cobertizo adecuado a sus necesidades.

  • Cobertizo de madera: los cobertizos de madera han sido durante mucho tiempo un elemento común en los jardines irlandeses, con un estilo tradicional que ayuda a integrarse en el entorno del jardín. A diferencia de los cobertizos de metal o plástico, los de madera no son susceptibles de condensación, por lo que son ideales para almacenar artículos como semillas. La madera deberá ser tratada anualmente con una pintura o conservante para madera.
  • Cobertizo metálico: los cobertizos metálicos resisten bien las inclemencias del tiempo y no se hinchan ni deforman con el calor o el frío. Estas estructuras necesitarán poco o ningún mantenimiento después de haber sido erigidas. Los cobertizos metálicos no necesitan más que una manguera rápida de vez en cuando para mantener un aspecto limpio.
  • Cobertizo de plástico: los cobertizos de plástico pequeños son una entrada reciente en el mercado y se han convertido en una opción popular entre los propietarios de viviendas, ya que son relativamente fáciles de montar y mantener. Los cobertizos de plástico no suelen ser tan elegantes como los de madera y no permiten cambiar de color con la pintura. El plástico necesita muy poco mantenimiento para mantenerlo en óptimas condiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar un comentario