5 consejos para ir al dentista tras una larga ausencia

Tanto si tienes miedo de ir al dentista, como si has pasado unos años sin seguro dental o simplemente lo has dejado para más adelante, cuando no has ido al dentista en años puede dar miedo pedir esa cita inicial. Es importante tener en cuenta que, independientemente del tiempo que haya pasado entre limpiezas, su dentista probablemente haya visto cosas mucho peores y simplemente se alegrará de que finalmente haya acudido. Cuanto antes concierte esa cita, antes podrá diagnosticar cualquier problema potencial. Siga estos consejos de Dentista Urbina Salamanca:

Espere un poco más de trabajo dental por adelantado

Cuando no se ha sometido a una limpieza dental profesional en mucho tiempo, la cita inicial puede requerir más tiempo que en el pasado y el dentista puede decidir dividir la limpieza en un par de citas. Dependiendo del estado de sus dientes, puede necesitar empastes o tener una inflamación de las encías (causada cuando la placa no tratada se extiende a las encías) que requiera una limpieza profunda.

No hay necesidad de sentirse intimidado por esto: en lugar de ello, simplemente acuda a su cita preparado para pasar un poco de tiempo extra para que sus dientes vuelvan a estar en buena forma. Una vez atendidas sus necesidades dentales iniciales, podrá mantener su nueva salud oral con limpiezas periódicas sencillas.

Considera la posibilidad de buscar un dentista con sedación

Si has evitado ir al dentista por miedo y ansiedad, puede valer la pena buscar un consultorio de odontología bajo sedación en tu ciudad. Los dentistas con sedación le ofrecerán una sedación segura para calmarle o incluso permitirle dormir tranquilamente durante su examen, revisión y cualquier procedimiento dental necesario. Están específicamente capacitados para ayudar a los pacientes temerosos.

Comunique sus preocupaciones cuando pida la cita

Si su nuevo dentista sabe que no ha ido al dentista en mucho tiempo y se siente un poco nervioso, podrá atenderle mejor. Su dentista también podrá programar su cita para incluir tiempo extra para su examen en caso de que sea necesario. Si no te sientes cómodo hablando de tu situación por teléfono, busca una dirección de correo electrónico de la consulta de tu dentista y envíale una nota rápida y educada antes de tu cita explicando que no has ido al dentista en mucho tiempo y que te sientes ansioso.

Lee las reseñas y fíjate en el trato con el dentista

Cuando busque un nuevo dentista, asegúrese de dedicar tiempo a leer los comentarios de los pacientes actuales. Céntrese en los dentistas que reciben buenas críticas por su trato con los pacientes y su servicio al cliente. Algunos dentistas pueden ser técnicamente competentes en odontología pero bruscos o fríos con los pacientes, lo que sólo hará que te sientas aún más incómodo y ansioso. En su lugar, busque un consultorio dental en el que todo el personal le haga sentir bienvenido y seguro.

Dése mucho tiempo el día de la cita

Dado que ha pasado tanto tiempo desde su última cita con el dentista, haga todo lo posible para que el día de la cita sea fácil y sin estrés. Si es posible, tómate medio día libre en el trabajo (o incluso un día entero si puedes) y vete al dentista con antelación. De este modo, si te quedas atascado en el tráfico o tardas en encontrar aparcamiento, seguirás teniendo tiempo suficiente y tu nivel de estrés no aumentará más de lo necesario. Recompénsate después de tu cita con una tarde de relax, quizás planeando alquilar una película, ir a yoga o tomar un baño caliente.

5 consejos para ir al dentista tras una larga ausencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba